Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

Aceptar
Síguenos en
Busca en la web
El indescriptible arte de una cerveza bien tirada

El indescriptible arte de una cerveza bien tirada

19 Noviembre 2018 / Propuestas

Llegamos al bar y ahí está. Servida en la barra o en las mesas de quienes madrugaron un poco más que nosotros y se adelantaron a la degustación de una de las bebidas más demandadas en España: la cerveza. Es verla y activarse todos nuestros sentidos. La mente se nubla y lo único que queremos es que nos sirvan cuanto antes la nuestra. Testigo de encuentros, de risas, de abrazos, de grandes conversaciones que resuelven el mundo en la barra de un bar... Gran amiga del ocio, del disfrute, del agrado y la desconexión cuando no importa nada más.

Cuando hablamos de maestros cerveceros, no solo nos referimos a los artífices de la elaboración de un bien tan preciado por los paladares más exigentes, sino que también podemos incluir en esta denominación a los miles de hosteleros que cada día tiran cientos de cañas en los bares y restaurantes de la geografía española. Un trabajo cuyo cometido es tan sencillo que resulta complicado: hacer felices al resto. Conseguir que todo el que cruce el umbral de la puerta de nuestro establecimiento se vaya satisfecho, con una sonrisa y bienestar que le duren todo el día. Y es que si algo tienen los bares y restaurantes a los que entramos a probar las mejores cervezas es su hospitalidad y el buen hacer de los trabajadores, siempre al servicio de nuestra alegría.

Pero ¿sabes cómo tirar correctamente una cerveza? ¿Conoces los pasos previos para que este acto cotidiano se convierta en un arte universal? A continuación, te vamos a resumir el proceso que hace de esta acción una obra simpar.

Para que los ingredientes que componen la cerveza no pierdan ninguna de sus propiedades en el tránsito de la botella al vaso, debemos realizar los siguientes pasos:

- Mojar con agua, lo más neutra posible, el interior del vaso o la copa en la que se va a servir la cerveza. Esto hará que el líquido pueda deslizarse mejor en su interior.

- La botella debe estar inclinada en un ángulo de 45 grados sobre la copa o vaso en el que va a ser servida.

- Verter el líquido sobre la copa a un ritmo lento y suave.

- Dejar libres de cerveza los últimos 3 centímetros de la superficie del vaso.

- Una vez finalizado el vertido de la cerveza, esperar a que se forme la espuma en la parte superior de la copa.

Para muchos, no hay mayor suerte ni riqueza que la de poder exprimir su tiempo en la mejor compañía, haciendo lo que más les gusta. Disfrutar de la cerveza en el bar es un uno de los rituales favoritos de los españoles. Alhambra, Mahou, San Miguel… las grandes marcas cerveceras son grandes responsables de que este ritual sea para muchos su hobbie favorito, el mejor momento del día, de la semana o del mes. Un rato de diversión y buenos momentos al calor de este zumo especial hecho de agua, malta, lúpulo y levadura. Siempre hay algo por lo que brindar, y si es es con una cerveza bien tirada, la sensación y el sabor son indescriptibles.

Si te ha gustado esta entrada... ¡compártela!

Quizás también te puede interesar...

Categorías